Viernes, 25 Julio 2014
Minuto a Minuto · Deportes · Tiro al Blanco · Tiro al Blanco · NSS YouTube

Columnas / Francisco Ferrer

Socios con seguridad social…. Pero sin Infonavit…

por francisco ferrer

En nuestro país es una clara y manifiesta realidad, que muy pocas empresas son “GRANDES EMPRESAS”, mismas que se encuentran hoy día constituidas como Sociedades Anónimas de Capital Variable, siendo el caso, que la gran mayoría de estas sociedades, por ser las más comunes y de fácil constitución ante notarios y corredores públicos, se tratan de “PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS”, cuya rentabilidad en la mayoría de los casos es muy escasa, ya que con frecuencia no tienen liquidez, y para subsistir corren el enorme riesgo de no pagar impuestos tanto federales, estatales y municipales, en la razón que tienen que enfrentar otros pagos insalvables tales como la luz, el teléfono, la nómina, el abastecimiento de materia prima, etc.

 

Siendo también una clara y manifiesta realidad, que en “LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS”, quienes cuentan con más beneficios son los trabajadores, ya que a virtud de estas empresas que tienen el carácter de patrones de conformidad con la Ley del Seguro Social, en adelante Ley del IMSS, y de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, en adelante Ley del INFONAVIT, se les conceden a los antedichos trabajadores además de su pago salarial puntual, el beneficio de los siguientes seguros: a) de riesgos de trabajo; b) de enfermedades y maternidad; c) de invalidez y vida; d) de retiro, cesantía en enfermedad avanzada y vejez; e) de guarderías y prestaciones sociales; y, f) de acceso a crédito para adquisición de vivienda o remodelación de la ya adquirida. Aunado de compartirles a los trabajadores en términos de la Ley Federal del Trabajo, el reparto de utilidades en un 10% de la renta gravable.

 

Prestaciones y/o seguros para los trabajadores en materia de seguridad social y de vivienda a que se hacen cita en el párrafo que antecede, a las cuales, los socios de sociedades anónimas y de otro tipo de sociedades, cuya peculiaridad estriba en que son “PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS”, no pueden acceder, porque la Ley del IMSS y la Ley del INFONAVIT, se los impiden, muy a pesar que en materia de seguridad social y de vivienda, los socios de pequeñas y medianas empresas, seguramente se encuentren igual de necesitados que sus trabajadores, ya que es una eminente verdad que las pequeñas y medianas empresas, nacen a la vida jurídica y/o se constituyen por personas que en su momento fueron trabajadores de otras empresas, quienes ávidos de prosperar, “LO CUAL SE LES DEBE DE APLAUDIR, YA QUE LOS PATRONES EN NUESTRO PAÍS SON VERDADEROS HÉROES”, toman la decisión de volverse empresarios sin saber si sus proyectos son viables o no, careciendo a partir de ese momento de seguridad social en términos de la Ley del IMSS y de acceso para obtener un crédito de vivienda y/o para obtener un crédito para remodelación de vivienda en términos de la Ley del INFONAVIT y sus reglamentos.

 

No obstante, es de comentar, que a la fecha la única sociedad en la cual sus socios pueden acceder a los distintos seguros regulados por la Ley del IMSS, es la Sociedad Cooperativa, misma que puede tener como objeto o giro cualquier actividad siempre y cuando sea lícita, tal como así se encuentra regulado en el artículo 8º de la Ley General de Sociedades Cooperativas, en adelante LGSC.

 

En efecto, en términos del artículo 57, último párrafo de la LGSC, este tipo de sociedades, es decir, las sociedades cooperativas, deberán de afiliar obligatoriamente a sus socios a los sistemas de seguridad social; por ende, la Ley del IMSS, en sus artículos 12 fracción II y 19, establece que los socios de sociedades cooperativas son sujetos de aseguramiento al régimen obligatorio, previendo que las sociedades cooperativas para efectos de dicha Ley, esto es, para efectos de la Ley del IMSS, pagarán la cuota correspondiente a los patrones, y cada uno de sus socios pagarán la cuota correspondiente como trabajadores.

 

Aunado a que la sociedad cooperativa cuenta con otros muchos beneficios de índole corporativo y fiscal.

 

Sobre el anterior particular, recuerdo que en alguna ocasión un joven muy emprendedor, para dedicarse a las actividades de la construcción había constituido con uno de sus amigos una sociedad anónima de capital variable, sociedad en cita, que enfrentó problemas de liquidez por realizar obras públicas y retrasarse pagos ya devengados, a la par, que una de las hijas de este joven empresario, atravesaba por un problema serio de salud, que originó el que tuviera la necesidad de atenderla en hospitales públicos, al también no contar con recursos derivado de la falta de liquidez de la sociedad anónima de la cual era socio; hospitales públicos, que comparados con los hospitales del IMSS, tienen muy fuertes carencias, que originan una mala, deficiente y muchas de las veces fatal atención en los pacientes. Lo cual, se hubiera evitado, si hubiese optado por constituir en lugar de la sociedad anónima para dedicarse a sus actividades, una sociedad cooperativa, en la cual, por disposición de Ley, hubiera contado como socio cooperativista con el seguro de enfermedades y maternidad, a la vez de también haber contado con los otros seguros que engloba el régimen obligatorio, mismos que son los siguientes: a) de riesgos de trabajo; b) invalidez y vida; c) retiro, cesantía en enfermedad avanzada y vejez; y, d) guarderías y prestaciones sociales.

 

Resta decir, que en el punto de vista del servidor de ustedes, sería muy importante el que se legislara para que los socios cooperativistas tengan acceso a los créditos para la obtención de vivienda o para la obtención de créditos de remodelación de vivienda ya adquirida, para lo cual, se tendrían que hacer reformas tanto a la LGSC, como a la ley del INFONAVIT, con la correspondiente regulación normativa, que para el caso de no hacerse uso de este tipo de créditos, llegado su momento, se les realice a los socios cooperativistas el reembolso de las cantidades depositadas por la sociedad cooperativa para este fin ante el INFONAVIT, en la virtud, que se vuelve a reiterar, que este beneficio estaría al alcance de los emprendedores, “PEQUEÑOS Y MEDIANOS EMPRESARIOS”, que el día de hoy, por falta de asesoría y de visión, se encuentran vendiendo sus servicios, produciendo bienes y mercancías para su venta y dedicándose a sus actividades propias, mediante la sociedad anónima de capital variable, en la cual, no cuentan con el beneficio a que se hace cita en el presente artículo, aunado a que sus cargas fiscales mediante este tipo de sociedades es muy elevada.

 

FRANCISCO FERRER SANTOS

ABOGADO TRIBUTARIO

ferrer_fco@prodigy.net.mx

f.ferrer@fervel.com.mx

Enviar por correo

Portada

Politica

Ciudad

Regional

Nacional

Deportes

Opinion

Cultura

Espectaculos

© 2012 Grupo
Noticias Servicios y Sistemas S.A. de C.V. Derechos Reservados